En cada técnica…¡concentrate!

Publicado: 10 febrero, 2010 en Técnica

La mayoría de nosotros consideramos nuestros pensamientos como algo bastante privado- algo afortunado dada la forma en que nuestras mentes pueden vagar… Pero, creedme si os digo que si estás pensando en “qué tendrás para cenar” o “cuánto queda en shiko dachi” mientras centas los tsukis, Sensei lo verá.

Una de las primeras cosas que me chocaron entrenando con los estudiantes en el honbu dojo es su concentración y su enfoque. Cada técnica se efectúa a toda velocidad, potencia y con la mayor concentración; y puedes ver que las famosas palabras de Sensei “cada técnica, concéntrate” se han marcado en cada uno de los grados senior. En lugar de caer en el habitual y rítmico patrón contando, en kihon y en trabajo con parejas cada técnica se ejecuta como si fuese la primera y la última. También se da énfasis en no “acelerarse” en las técnicas, y hay una pequeña pausa o “punto para centrarse” entre cada una, lo suficiente para  mantener esas fibras moviéndose nerviosamente y a tu compañero sobre la punta de los dedos de sus pies.

Quizá esto es a lo que Sensei se refiere cuando llama para “zanshin”:

残 – za ‘restante’, o  ‘dejar atrás’ and 心 – shin ‘mente’ o ‘consciencia’. Juntos “zanshin” se traduce literalmente como ‘dejar atrás la mente consciente de uno mismo’.

“Esta es la mente de completa acción. Es el momento en el kyudo justo tras soltar la flecha…En Shodo, es terminar el trazo del pincel y la mano y el pincel se mueven suavemente fuera del papel…Zanshin significa un seguir completo, sin dejar rastro. Significa cada cosa, completamente, tal como es…la mente en continua disposición, como un espejo listo para reflejar lo que se le muestre…” (Monje zen Venerable Anzan Hoshin Roshi, 1988).

Zanshin se refiere a un estado de “estar presente” y sensibilidad a lo que te rodea en ausencia de pensamiento consciente.Al mantener la posición de “yoi” por un momento al acabar un kata estás practicando zanshin- alerta continua y estar listo, aunque la parte física de la técnica esté completa. En artes marciales la gente habla del entrenamiento de la conciencia zanshin y el cultivo de ese “sexto sentido”- la habilidad para anticipar un ataque antes de que llegue.

Creo que en nuestrai impaciencia para completar una tarea a menudo podemos caer en acelerarnos en el kata o las técnicas, descuidando los detalles más sutiles y  toques finales. Zanshin requiere que no nos distraigamos con los pensamientos del “producto final” o por lo que viene después. Sin este tipo de enfoque creo que es muy difícil mejorar en nuestro entrenamiento. Hacer mecánicamente los movimientos sólo sirve para fomentar el arraigo a lo que ya has hecho. Y esto  no es siempre lo mejor, ya que más difícil que aprender técnicas nuevas es “desaprender” las malas.

Traducido del blog de Krista de Castella con su permiso.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.