Yabiku Takaya: Maestro de Grulla de Okinawa

Publicado: 10 febrero, 2010 en Karate/Kobudo sensei

Hoy día, incluso en Okinawa, el lugar de nacimiento del Karate tradicional (Koryu), la mayoría de los practicantes de Karate-do se han sumado al carro de sus homólogos europeos, escogiendo el popular karate de visión deportiva, en lugar de al estricto régimen de entrenamiento de sus antepasados. En la mayoría de dojos el mero hecho de pensar en los viejos métodos de entrenamiento se reprueba ya que opinan que tiene poco valor.
Al finalizar 1997, dos series de pasos han dejado de escucharse en los suelos de madera dura de entrenamiento; son los de Matayoshi Shinpo (1922-1997) y Nagamine Shoshin (1907-1997). Ya nunca más se escucharán sus estrictas voces, ni sus dulces miradas serán vistas por aquellos que aprecian el karate y kobudo de la vieja escuela y su historia, tradición y modo de práctica. Encontrar los caminos que siguieron aquellos que ya los recorrieron se está convirtiendo en una expedición que implica muchos sacrificios y pasar por un laberinto de batallas políticas llenas de ego.
En este artículo me gustaría presentar al maestro de Grulla de Okinawa Yabiku Takaya Hanshi, noveno dan, fundador de la Okinawa Konan-ryu Gohokan Karate Kobudo Hakutsuru-ken Kyokai. Lo que sigue es un extracto de treinta y nueve horas de entrevistas grabadas con el maestro Yabiku, que habló en japonés, del 10 al 18 de mayo de 1998.

Los comienzos de un maestro de Grulla Blanca

Mis recuerdos más antiguos datan de principios de 1400 con mi tatarabuelo Gosamaru Seishu; su nombre chino era Mo Kokutei. El Señor (Lord) Gosamaru fue un arquitecto reconocido arquitecto que se casó con la hija del rey Sho Shiso, que vivía en el castillo de Shuri. Diseñó y construyó los castillos de Yamada y Zakimi sobre el 1400 y más tarde el de Nakagusuku para él y su familia. Su poderío terminó cuando el Señor Amawari atacó el castillo en 1458 (durante el reinado de Sho Taikyu, 1454-1460). Gosamaru murió en el castillo de Nakagusuku.

Traslado a Japón

A finales de 1920 mi abuelo Yabiku Sheisui y su familia se trasladaron a la prefectura de Wakayama, Japón. Durante esos primeros años, en la isla principal de Japón, mi abuelo y dos tíos míos, Sakihama Shuei, e lhermano de mi madre y Yabiku Shensuki, el hermano de mi padre, estudiaron Paangainoon-ryu Karate-do en Wakayama con Uechi Kanbun Sensei (1877-1948).
De acuerdo a la gente de Wakayama, mi abuelo era rico y a menudo ayudaba a la gente de Okinawa de allí, así como que ayudó a Kanbun Uechi a construir su Kenkyu dojo. Mi abuelo fue también un general de una estrella muy respetado de la Armada Japonesa.
Tras unos pocos años mi abuelo se hizo misionero baptista y lideraba unas trescientas personas, japonesas, chinas y okinawenses. Siendo misionero todo el día, no tuvo tiempo para entrenar en el Kenkyu dojo de Kanbun Uechi Sensei. De todos modos mis tíos se eran muy buenos practicantes de Pangainoon. Algunos de sus estudiantes todavía enseñan en Japón.
Sakihama Shuei enseñó al famoso Masutasu Oyama (1923-1994) los kata Kusanku y Chinto, que había aprendido en Okinawa cuando estudió Shorin ryu con Kinjo Peichin. Estos dos kata son aún parte del Karate de Oyama (Kyokushinkai).

Infancia

Nací el 11 de noviembre de 1944 en Wakayama, en una familia de clase media. En 1945 mi padre Seiu nos trasladó a Okinawa para heredar las tierras de mi familia en el Puerto Yayi de Sashiki. Esto incluía el castillo Nakagusuku, que apenas tuvo daños del asalto de los USA en la IIGM. Los edificios principales fueron echados abajo pero las bóvedas y los muros quedaron intactos.
Cuando era joven mi padre y yo andábamos por los suelos del castillo. Hablaba de construir un nuevo hogar allí donde mi la mansión antepasado se erigió una vez. A menudo me contaba historias de cómo el Señor Gosamaru fue un gran guerrero de clase samurai; también historias de su amigo Seiko Toyama, y su reputación como el más grande campeón de kumite de Okinawa. mi padre quería que yo entrenase con Toyama Sensei. De todos modos, TOyama Sensei vivía en Naha y mi madre no me dejaba viajar tan lejos en tren. Decidieron que yo entrenase Goju ryu con el primo de mi madre, Tamaki Yusei Sensei (1906-1981), que llegó a noveno dan, que vivía en nuestro pueblo. Tamaki Sensei era también primo de Chojun Miyagi Sensei.

Soken Hohan

Mis padres murieron en 1960. Estaba muy triste y pasé una época muy mala trabajando la tierra para buscarme la vida. A menudo buscaba cangrejos en la playa y los vendía por poco dinero para comprar leche. Corría en el equipo del instituto, lo que me ayudaba a no pensar mucho en mis padres. La mayoría de las tardes, corría por la playa de Sashiki al pueblo Nishihara, escalaba la colina hacia la carretera principal y volvía a casa, que eran unas dos millas. En una de esas carreras encontré a un maestro de Karate que cambió mi vida para siempre. Un día mientras subía la colina de la playa Yonabaru a Nishihara vi a un señor mayor practicar kata en un jardín de flores casi en la cima. Me escondí entre los árboles para no distraerlo.
El kata que ejecutaba era muy diferente de los que había aprendido en Goju ryu. Era bella, suave y relajada. Como entrenaba Goju ryu por la noche le pregunté a mi maestro quién era al que había visto en Nishihara. Me dijo que era Hohan Soken Sensei (1889-1982). Me dijo que había visto un kata de Grulla Blanca y que era afortunado por haberla visto ya que era un tesoro secreto de la familia Matsumura. Mientras entrenaba esa noche, mi mente sólo estaba en la Grulla Blanca de Soken Sensei.
En aquellos días debías ser presentado a un sensei antes de que se te permitiese entrenar. No tenía a nadie que me presentase a Soken Sensei. Me quité del dojo de Goju ryu y del equipo del instituto para pasar la mayor parte de mi tiempo libre en el jardín, esperando a ser invitado a entrenar con ese gran maestro. Pasadas unas semanas, me di cuenta de que Soken Sensei o su esposa segaban la hierba y hacían las tareas de jardinería cada semana. La semana siguiente, cogí herramientas de casa y ayudé con el trabajo. Gradualmente hacía todo el trabajo. Tras eso nos sentamos y hablamos. Soken Sensei siempre me daba zumo de naranja. Nunca le pedí que me enseñase.
Mi siguiente paso fue fue practicar kata de Goju ryu frente a su casa. Muchos días se sentaba frente al jardín y observaba mis kata. Nunca olvidaré el día que me invitó a entrenar con él en otoño de 1960. Los días siguientes me enseño solamente Naihanchin Kata. Continué entrenando con Soken Sensei cada día hasta 1978, cuando se retiró de la enseñanza.
En los dieciocho años que entrené con Soken Sensei aprendí muchos kata, algunos de los que él dijo que sólo había enseñado a estudiantes elegidos. Un kata de estos es Shiho (“antiguo” o “tradicional”) Kusanku. Decía que era su kata favorito cuando era joven. Hoy, muy pocos sensei en Okinawa saben este kata.
Soken Sensei era un profesor muy estricto. Tras muchos años de kata y bunkai, me enseñó sus “ideas”, el modo de pensar de la grulla. Sus ideas eran las mejores de Okinawa. Para mi estas fueron las partes más importantes de sus enseñanzas.
En 1966 me uní unos meses a las clases regulares de Soken Sensei. Siempre ganaba en los kumite. Yo usaba las ideas de kumite de Toyama Sensei –con el que había empezado a entrenar en 1961- junto con las ideas de Matsumura. Esto me causó problemas con algunos de los estudiantes, así que retomé las clases privadas durante el día.
Soken Sensei tenía un gran corazón y tenía una ética moral muy alta. En una ocasión yo hablaba mal de otros estudiantes de karate y al escucharme me dijo “tú tampoco eres bueno ya que hablas mal de otros.” Esto me enseñó una lección que practico hasta hoy día.
No enseñaba a los que bebían alcohol fuerte y se escandalizaba de los que fumaban. Decía que eso era de moral baja, haciéndole a uno incapaz de entrenar. Antes de que encontrara trabajo, Soken Sensei me daba comida para mi casa. Más tarde se lo devolví, cerciorándome de que tenía dinero y naranjas para zumo suficiente, cosa que adoraba.
El grado más alto que obtuve con Sensei mientras entrenaba con él fue sexto dan. Me concedió en octavo dan en 1980 y me pidió que enseñase y liderase su investigación. Me pidió que sólo transmitiese sus kata Hakutsuru a aquellos que realmente mereciesen aprenderlas.

Toyama Seiko

En 1961, tras graduarme en el instituto vendí mi granja de Sashiki y me mudé a Nagata, Naha, para buscar trabajo. Pronto conseguí un trabajo nocturno de taxista. Trabajaba de 22h a 6 de la mañana. Cuando me mudé, me di cuenta de que llevaba bastantes días sin entrenar karate. Inmediatamente comencé a buscar al amigo de mi padre, Seiko Toyama Sensei. Le encontré en su dojo de Urasoe, que estaba cerca de su casa de Naha.
Al ver su clase esa noche me entraron muchas ganas de entrenar Pangainoon-ryu. Toyama Sensei escogía cuidadosamente a sus estudiantes y sólo enseñaba a unos cuantos.
Ya que conducía el taxi de noche, dormía seis horas y comenzaba mi entrenamiento de Karate. De 14 a 16 entrenaba con Soken Sensei. De 16.30 a 19.30 con Toyama Sensei.
Al igual que Soken Sensei, Toyama tenía un gran corazón y era un verdadero caballero. Se encariño de mi y me convertí en uno de sus alumnos favoritos. Cada día corríamos doscientos metros sobre los dedos de los pies. Este tipo de entrenamiento era para fortalecer las articulaciones de los dedos de los pies, usados en la patada frontal con el dedo del pie (sokusen).
A veces iba con Toyama Sensei a coger serpientes mortales habu, que luego vendía para hacer sake de habu, una bebida fuerte de Okinawa. No me gustaban las serpientes, así que él cazaba las serpientes y yo llevaba la bolsa, bien cerrada.
Toyama Sensei me enseñó cómo hacer kumite; incluso hoy en Okinawa a Sensei se le considera el más feroz luchador. Él tiene un dicho: “una patada, una pierna rota. Dos patadas, dos piernas rotas.” Su entrenamiento era muy severo. A menudo yo estaba llenos de moratones por todo le cuerpo, de cuando me lanzaba por todo el dojo. También daba patadas fortísimas a las piernas y al cuerpo en la práctica del kumite para acondicionar a sus estudiantes. Tras la práctica usábamos hierbas para ayudar a curar los moratones.
Toyama Sensei desarrolló el kata Kanchin en 1957 en el dojo Futenma de Kanei Uechi. Esta es mi kata favorita hoy día.
En 1963 ayudé a Toyama Sensei y a otros a construir el nuevo dojo Futenma para el Gran Maestro Uechi. Después de su apertura entrené una semana completa, seis horas al día. Uechi Sensei me enseñó técnicas avanzadas en ese tiempo. Entrené con Toyama Sensei por diez años.

Koshiro (Kojo) Tatasumi

En 1965 conocía a Kojo Tatasumi, que comenzó a trabajar en la misma estación de taxi que yo. Como nos hicimos bastante amigos comencé a aprender su sistema familiar de Hakutsuru. En nuestros días libres solíamos ir al dojo de su padre. Era muy afortunado ya que sólo los quintos danes en adelante aprendían el sistema Kojo-ryu de Hakutsuru.
Tatasumi Sensei practicaba muchas patadas. Había perdido la mitad de su mano derecha en un accidente de niño y esto le hizo favorecer las técnicas de pateo. Hacía trescientas patadas en cada entrenamiento. Algunas veces su hijo pequeño, Itimari, entrenaba con nosotros. Tatasumi Sensei tenía unos kata muy bellos y usaba posiciones bajas. Su padre, Kafu, sufría de cáncer y no entrenaba, aunque miraba a menudo.
La familia Koshiro era conocida por sus luchadores.la mayoría de técnicas de kumite se desarrollaron a partir de Naihanchi kata. Entrené con Tatasumi Sensei cada semana durante un año.
En 1978 la familia Koshiro cerró su dojo para no reabrirlo más. Tatasumi Sensei murió en 1993. El único miembro vivo de la familia que queda en Okinawa es Koshiro Shigeru, y no practica el estilo de su familia, el Kojo-ryu. Yo aprendí Hakutsuru-sho y dai, Paifu y Nepal de Tatasumi Sensei.

Kinjo Kana

En 1969 Soken Sensei me presentó al Maestro de Grulla (Tsuruken) Kinjo Kana del pueblo de Kin. Soken y Finjo fueron amigos desde la preadolescencia. Ambos se tenían un gran respeto en cuanto a los métodos de entrenamiento se refiere.
Entre la gente del pueblo de Kin, Finjo Sensei era conocido simplemente como un granjero que trabajaba duro que lo único que quería era vivir calladamente su vida dedicado a la agricultura. Muchos sabían que era un diestro maestro de Grulla Blanca. De todos modos, él lo negaba y a menudo echaba para atrás a los visitantes curiosos. Gracias a la petición de Soken Sensei, Kinjo Sensei me aceptó como estudiante. En esa época, Kinjo Sensei tenía 63 años. Fui a diario a Kin para entrenar por un corto período con Sensei. Era todo un caballero, pero realmente estricto como profesor. Siempre exigía perfección al hacer sus kata o técnicas.
Kinjo Sensei aprendió los de kata Tobi Tsuruken (estilo de la Grulla que Salta) de Nori Shifu cuando estuvo en China, sobre 1945. La historia nos proporciona una versión de Kinjo Sensei entrenando en la tienda de té – dojo de Gokenki en los años 20. Durante esas sesiones de entrenamiento Kinjo, Soken y Gokenki compartían Kata y técnica de sus varios sistemas de Grulla Blanca.
De Kinjo Kana Sensei aprendí varios kata de Grulla, incluyendo Nipaipo y Matsumura no Hakutsuru sho y dai. Kinjo Sensei era igual de bueno con ambas manos, con técnicas muy rápidas, y hacía sus kata con mucha velocidad. Medía alrededor de 1,50 metros. Entrené con Kinjo Sensei cada día durante un año, hasta que  murió de un ataque al corazón con 64 años.
En 1970 conocí a mi bella esposa, Tabubi Kikuko del pueblo de Yonashiro. Tuve un descanso en mi trabajo de taxista. En vez de trabajar cada noche, trabajaba cuatro noches una semana, y tras a la siguiente. Estaba muy contento ya que esto me permitía entrenar más a menudo y con más sensei.

Wong Ogan Pyon

En 1973 conocía a Wong Ogan Pyon Sensei en el dojo Futenma de Uechi ryu. Era un campeón de kumite muy fuerte y le encantaba pelear con estudiantes de Uechi ryu. Wong era sastre y tenía una tienda en Yasunoshi. Nos hicimos buenos amigos e intercambiamos kata de Grulla. Solía venir a mi casa para entrenar. Tenía un gran conocimiento de muchas kata de Grulla Blanca, y le gustaban mucho las bebidas fuertes. Wong Sensei me enseñó trece kata de Grulla de los sistemas de Grulla de la Montaña y Grulla que Come.
Wong fue mi profesor y mi amigo. Muchas veces hacía que llamase a alguien para que le llevase a su casa debido a que había bebido. Al día siguiente siempre llamaba para disculparse. Su negocio de sastrería cerró debido a la cantidad de tiendas modernas japonesas que abrieron. Esto hizo que bebiera más aún y perdiese todos sus ahorros. Entrené con Wong hasta 1981 cuando regresó a Hong Kong.

Nakari Takio Sensei

En 1978 conocía al estudiante más destacado de Shinpo Matayoshi, Nakari Takio Sensei. Era muy diestro en Matayoshi Kobudo y practicaba intensamente. Entrené con Nakari Sensei los siguientes cinco años y aprendí la versión antigua del Matayoshi Kobudo.
Tras aprender kata de Kobudo, me enseñó el kata secreto de Hakutsuru, Okaku (“Gran Grulla”). Nakari Sensei afirmaba que Matayoshi Shinpo aprendió este kata mientras estudiaba Grulla que Grita (Hakaku Kenpo) con el famoso maestro Gokenki. Soy muy afortunado por haber aprendido este bello y raro kata que Matayoshi sólo enseñó a sus estudiantes de más confianza. Okaku no es un kata de Kingai-ryu sino del sistema de Grulla que Grita; no es el kata que Matayoshi Shinpo mostró para Tsunami Productions en su vídeo “Okinawan Kobudo I”.
Nakari Sensei murió prematuramente el día de Navidad, e n1983.

Ping Zuhan Shifu

En un viaje a Hong Kong con Wong Sensei en 1978, me presentó a su maestro, Ping Zuhan Shifu. Ping estaba muy avanzado en las artes de lucha de la Grulla Blanca. Estuvimos con él dos semanas y nos corrigió los kata así como nos enseñó técnicas avanzadas. Ping Shifu murió en 1980.
Ping Suzan, que ahora tiene 39 años, es el único hijo vivo de Ping Shifu. Viene a mi casa un mes al año para aprender el sistema de Grulla de su padre conmigo. En 1983 Ping Suzan y yo escribimos un libro del sistema de Grulla Blanca de su padre. Vendimos el libro en China durante un año. Está totalmente agotado y es un tesoro familiar.

Otros profesores

En junio de 1965 comencé a estudiar Tozan ryu Karate-do con Kojo Shigeru. En julio de 1966 entrené Uechi ryu con Itozaku Sensei. En octubre de 1975 comencé Uechi ryu con Tsuneyama Moriyuki.
En septiembre de 1983 empecé a realizar visitas periódicas a Hong Kong para estudiar Grulla Blanca y estilo del Tigre (Koken) con un maestro cuyo nombre se pronuncia Okoku en japonés. En agosto de 1995 empecé a visitar Taiwán para entrenar Tobi Hakutsuru con un maestro cuyo nombre se pronuncia Rinbu en japonés.

Un vistazo global

Quizá los tres sensei más importantes de mi vida fueron Soken Hohan Sensei, Toyama Seiko Sensei y Kochinda Saburo Sensei (un maestro de Yamanni ryu Kobudo). Ellos fueron para mi unos modelos de comportamiento. Me enseñaron karate-do antiguo, Grulla Blanca y Kobudo, así como la importancia de tener un buen corazón. Todos son grandes caballeros y de una moral muy alta.
Toyama sensei adora contar historias de la China del 1800. Soken sensei me llevaba a menudo a la casa de los Matsumura y me enseñaba la importancia de la historia de esa familia. Kochinda sensei, que fue como un abuelo para mi, me enseñó la historia completa del viejo Kobudo de Okinawa. Soy muy afortunado por haber pasado mucho tiempo con leyendas vivientes de Okinawa.
Tras casarme y poder ahorrar algo de dinero me aseguré de que esos maestros estuvieran bien cuidados. Nunca me olvidaré la cantidad de veces que Soken Sensei me dio comida para llevar a mi casa. Todavía visito a Kochinda sensei, que tiene 96 años, cada semana a su casa de descanso, y ayudo a su hijo Akida con sus facturas. A menudo voy a visitar a Toyama Sensei que ha sido como un padre para mi.
Han pasado más de cuarenta años desde que mi padre me recomendó que comenzara a practicar karate. Al principio sólo practicaba karate. Con el tiempo me concentré más en las formas secretas del estilo de la Grulla.
Teniendo más de treinta años de experiencia en el estilo de la Grulla, encuentro que siempre hay más que aprender. He estudiado con muchos maestros famosos de Okinawa. Reflexionando sobre mi experiencia acumulada, he aprendido a enseñar los misterios y las técnicas del estilo de la Grulla. He trabajado de manera diligente y con un espíritu claro. Tengo la determinación de hacer las técnicas secretas del estilo de la Grulla disponibles para todos. Para ello fundé la Escuela Gohokan de Okinawa Donan-ryu.
Espero sinceramente difundir nuestro amado camino de Karate, Kobudo y Tsuruken y que contribuya a la paz por todo el mundo.

Un verdadero sensei

Yabiku sensei es un maestro muy amable de Karate, Kobudo y Hakutsuru. Él y su mujer viven en un apartamento en Naha. Tienen un hijo que vive en Japón.
Yabiku sensei es un gran técnico. Realiza las kata con suavidad, velocidad y relajación. Tal y como sus maestros es muy estricto y severo. Exige perfección en cada técnica.
Sensei considera muy importante su historia. Durante nuestra visita en mayo de 1998, Yabiku pasó incontables horas enseñándonos a Bob Brenner y a mi la cultura e historia de Okinawa. Tiene muchos libros de China y Okinawa, así como certificados de algunos de los más importantes maestros de Karate-do. Tiene muchos vídeos en Super-8 de los viejos maestros mostrando técnica y kata.
El hijo de Soken le dio a Yabiku sensei los diarios que Hohan Soken escribió mientras estaba en Argentina. Entre los muchos tesoros de Yabiku sensei hay incontables fotos de Soken Sensei y otros.
Yabiku sensei no enseña públicamente. Planea construir una nueva casa y un doj oen Shasiki en el año 2000. Allí enseñará los vejos métodos de Karate, Kobudo y Grulla Blanca.
En 1973, un año después de que los USA devolvieran Okinawa a Japón, el gobierno japonés declaró el castillo Nagusuku como Lugar Histórico Nacional y se lo quitó a Yabiku sensei. Ahora posee una pequeña parte del terreno por debajo del castillo donde planea construir una casa y un dojo.

La Konan-ryu Gohokan

Yabiku sensei comenzó a enseñar en 1987. En 1989 Yabiku formó la MAtsusokan Karate-do Kyokai (“Federación del Camino de la Mano Vacía de Matsumura Soken”). Dado que el énfasis de la organización ha cambiado, Yabiku sensei cambió el nombre también, a Buto-ryu Gohokan Karate, Kobudo y Tsuruken Kyokai (“Federación de honorable estilo de la Montaña de la Mano Vacía y del Antiguo Camino del Guerrero y estilo de la Grulla”) en octubre de 1996. En noviembre de 1996 cambió a Shorinryu Butokan Karate, Kobudo, Tsuruken Kyokai. Como una organización del Japón central ya usaba el nombre Butokan (aunque usaba kanji diferente) Yabiku cambió el nombre a Okinawa Konan-ryu Gohokan Karate Kobudo Hakutsuruken Kyokai en junio de 1998. El Gohokan enseña los siguientes Kata:

-So (familia) Hakutsuru Sho
-So Hakutsuru Dai
-So Hakutsuru
-Ryuken Sanchin Sho
-Matsumura Tsuru Sanchin
-Ryu Shoken
-Matsumura Hakutsuru (versión Kinjo Kana)
-Matsumura Hakutsuru Mei (Grulla Blanca de la esposa de Matsumura)
-Matsumura Hakutsuru Sho
-Paiho
-Koshiro Nepal
-Nipaipo
-Rokishu
-Hakucho
-Koshiro Hakutsuru Sho
-Gohoken
-Kokoaku Sho
-San He

La Konan-ryu Gohokan ha guardado veinte kata adicionales de Hakutsuru procedentes de las familias Matsumura, Gokenki, Kinjo, Ping y Kojo, así como dos kata avanzadas de Kobudo Yamanni-ryu. Estos katasólo se enseñan de quinto dan para arriba que son miembros honorables y han sido entrenados personalmente por Yabiku sensei.

Conceptos de Gohokan

El espíritu de la Grulla Blanca es evidente en cada movimiento de las manos de los siguientes kata de Hakutsuru y Tsuruken: Ryu Shoken, So Hakutsuru, Hakucho, Ryuken Sanchin, Tsuru Sanchin, San He, Matsumura no Hakutsuru, Rokishu, Paiho, Gohoken, Kokaku, los Kata de la familia Koshiro, y Nipaipo.
Estos kata usan técnicas como alas de grulla desplegadas (hane), golpes de punta de dedos (kakushiken), que representa el pico de una grulla, golpes en snap con la punta de dedos (hajiki),  y el golpe con la cabeza de grulla (shukoken). Hay golpes de mano que sólo se ven en los que una vez fueron secretos kata de Matsumura Hakutsuru y cosió Hakutsuru, conocidos como tirando la lanza, una mano de lanza en forma de pico de grulla que se lanza como contraataque a áreas blandas del cuerpo o a puntos de presión. Son técnicas interesantes y efectivas.
Un gran número de conceptos de Gohokan Konan-ryu son técnicas de mano que giran alrededor del tegumi (“qinna” en mandarín): un grappling antiguo y altamente evolucionado que se puede dividir en las siguientes categorías:
1-dividir músculos
2-desplazar huesos
3-sellar la respiración
4-cerrar una vena o arteria
5-presión a meridianos

Aunque predominan las técnicas de mano en las artes de Yabiku de la Grulla Blanca, no significa que se ignoren las técnicas de pierna. Como el estilo de la Grulla Blanca es un arte de todo el cuerpo, el uso de las piernas está integrado en su arsenal. Muchas de sus técnicas de desplazamientos penetrantes sirven como técnicas de pateo escondidas dirigidas a la parte baja del cuerpo. Para este propósito, la patada con el dedo del pie y los pisotones son dos técnicas primordiales.
Estas técnicas de pateo son especialmente comunes en los kata Kojiro Nepai, Nipaipo, Matsumura no Hakutsuru, Paiho, Hakucho, el Puño Largo del Emperador y Gohoken. Único en la tradición de la Grulla Blanca de Okinawa es el concepto de “cambio de cuerpo”(taisabaki). Esta es una forma de paso única que no es sólo defensiva u ofensiva y un modo de girar el cuerpo usando el vacío de un ataque dando paso antes de la fuerza superior, sino también una generación de poder (ki) evolucionada usada para atraer al oponente a nuestro alcance. Estas estrategias avanzadas predominan en el Hakutsuru de Soken sensei.
Las artes de lucha de la Grulla Blanca han influido notablemente a muchos estilos de  Karate de Okinawa, incluyendo muchas formas de Shorin-ryu, Goju-ryu, UEchi-ryu y Shito-ryu. Se dice que el gran maestro Hohan Soken comentó que muchos de los antiguos maestros encubrieron el conocimiento de la Grulla Blanca, pero que su abuelo, el legendario “Bushi” Matsumura Sokon (1796-1893) se negó a enseñar el arte secreto a personas que no fuesen de la familia.

Por Chuck Chandler y Yabiku Takaya.

Bugeisha magazine nº 7.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.