Yagi Meitoku – Hanshi go

Publicado: 11 febrero, 2010 en Historia

extraído y traducido del libro “The Life Drama of the Man Meitoku” páginas 165-166.

“Tenía programado un viaje de dos meses para entrenar a oficiales de aduana e iba a estar fuera de Okinawa. Cuando fui a decírselo a Miyagi sensei me dijo: “Yamaguchi Gogen lidera el Goju ryu en Japón y vive en Asakusa, así que ve a hacerle una visita. Pídele que te presente a sus alumnos más antiguos. Quiero que cooperes con él para expandir el Goju ryu.” Miyagi sensei también me dio un grueso sobre para Yamaguchi.
Cuando fui a visitar a Yamaguchi llevaba un cinturón rojo y parecía un poco siniestro con su melena hacia atrás que le hacía parecerse a Yui Shosetsu. Quedaba a menudo con él cuando estuve en Tokio y le enseñé kata. Había entonces en Japón otros que llevaban el cinto rojo como Kangen Toyama o Chitose Tsuyoshi. Un día, Yamaguchi reunió a sus alumnos antiguos y me los presentó. Eran Okamura de Kyoto, Kizaki de Osaka y algunos más, unos cinco en total. Parecían en desacuerdo sobre cómo expandir el Goju ryu por la isla, ya que sus intentos eran por ensayo y error. Por cierto, Oyama Masutatsu era estudiante de So Neichu, y el kickboxer Sawamura era nidan de Goju ryu y alumno de Yamaguchi.
Cuando acabó mi entrenamiento para los oficiales de aduana y me preparaba para volver a Okinawa, Yamaguchi me dijo: “necesitamos el sistema de grados dan tal y como se usan en Judo y Kendo así como títulos de Hanshi y Kyoshi para desarrollar el Goju ryu. ¿Podrías proponerle a Miyagi sensei mi promoción a Hanshi?” Miyagi sensei había recibido el grado de Kyoshi por parte del Butokukai y estuvo a cargo como oficial de administrar los exámenes de karate en 1935. Esto ocurrió cuando el Karate cayó bajo el manto de la división del Judo y se conoció como Karatedo. Tras la Guerra, Miyagi sensei seguía con el título de Kyoshi y pensó que sería extraño que un Kyoshi promocionara a alguien a Hanshi. Nada más salió de ahí.
Otro profesor que había en Japón vino a Okinawa y nos pidió lo mismo a Nagamine Shoshin sensei y a mí. Este profesor pensaba que era de lo más normal que se le diese el grado Hanshi, pero creíamos que si se lo concedíamos, otros profesores de Japón vendrían a Okinawa a pedir lo mismo. Le dijimos a este profesor que nadie se iba a quejar si se llama a sí mismo Hanshi”.

Traducción del blog de Mario McKenna con su autorización.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.