Hihyo, la brillante luz de la crítica

Publicado: 13 febrero, 2010 en Filosofía

por Michae Clarke

En un mundo donde el Karate se enseña como pasatiempo, deporte, o incluso por diversión, es difícil que sobrevivan conceptos tales como “hihyo”. Es una herramienta que rara vez usan los profesores de hoy por miedo a perder estudiantes, y los ingresos que se derivan de ellos. ¿Qué es hihyo, y por qué deberíamos buscarlo en lugar de evitarlo? En términos sencillos hihyo significa “crítica” pero si observamos detenidamente cómo se usa ese término en los dojo tradicionales veremos que acarrea muy poco del aspecto negativo que asociamos a la crítica en occidente. Hihyo es de hecho una herramienta que puede ayudar a guiar a los estudiantes serios a un nivel más profundo de comprensión del Karate, y de ellos mismos también.

Con mi profesor, el fallecido Eiichi Miyazato sensei, en la tumba de Chojun Miyagi en Okinawa, 1992.


La palabra clave aquí es seriedad, ya que, usado de manera incorrecta, hihyo tiene poco valor para el estudiante, aunque pueda ayudar a romper el ego de un instructor poco sincero. En realidad hihyo es un método de enseñanza que sólo pueden usar correctamente aquellos que tienen un sentido de humildad bien definido, y que por supuesto han estado dispuestos a someterse  a su implacable mirada. Si un profesor de Karate cree que no necesita hihyo ¡es una apuesta segura que sí lo necesita!

Como estudiante siempre he hecho todo lo posible para tener en cuenta los consejos de mis profesroes; como profesor, espero que los estudiantes de mi dojo hagan lo mismo. Espero ciertas cosas de ellos dependiendo de su nivel técnico y de comprensión. El progreso en el Shinseidokan no es una cuestión de recordar técnicas y luego tener la habilidad de hacerlas sugir según  las exigencias. Al contrario, tiene más que ver con que los estudiantes descubran sus propias sensaciones y desarrollen sus ideas en el marco de nuestras enseñanzas tradicionales de Karate.
Para progresar sin perdernos demasiado a menudo necesitamos un guía, un sensei; no un entrenador o instructor, sino alguien que haya estado ya donde nos encontramos, haya encarado los mismos retos que encaramos nosotros ahora, y haya encontrado los modos de resolverlos.  Gracias a sus esfuerzos para progresar, se nos proporciona un ejemplo de que el progreso es posible para nosotros también; hace que el aprendizaje sea posible para ti.

Como siempre, nuestro progreso en Karate depende de nosotros. Podemos tener una ventaja al encontrar un buen profesor que nos guíe, pero primero deberíamos asegurarnos de tener lo que se necesita para ser un buen estudiante. Si no ¿por qué se iba a encargar de nosotros un profesor serio? Si somos afortunados nos enseñarán usando métodos como hihyo, y deberemos estar contentos de recibirlos. Hihyo es una señal de madurez en el Karate, un método de enseñanza usado entre adultos que se toman en serio su papel de profesor y estudiante. Por lo tanto, no lo rehuyas cuando venga, agradécelo silenciosamente. Como un haz de luz en una oscura noche, hihyo puede mostrar el camino a seguir que ningún otro método podría.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.