¿Puedes sentirlo?

Publicado: 17 febrero, 2010 en Técnica

por Garry Lever

En mi último post me preguntaba qué separaba la ejecución entre un practicante avanzado de Goju ryu de uno medio. En mi opinión, la diferencia más grande es “la sensación”.

Kata por sí mismas no son nada salvo movimientos físicos. Sin un contexto no significan nada, y enseñan más bien poco. Cualquier gimnasta o bailarín podría hacer los movimientos de un kata a un nivel similar al de un campeón de kata en un corto período de tiempo.


Una búsqueda rápida por youtube mostrará multitud de ejemplos de kata de diversos campeonatos  sin esta “sensación”. Uno de mis ejemplos favoritos de kata lleno de sentimiento, viene de Shinjo Masanobu sensei.

http://www.youtube.com/watch?v=3QdjBovgWOw&feature=channel_page

Se dice que Shinjo sensei ejecutaba los kata de una manera muy similar a Miyagi Chojun sensei. Lo que más me impresiona de Shinjo sensei es su intención. Mi sensei me explicaba que al ver el kata de un practicante avanzado de Goju ryu uno debería de poder “ver” a su oponente.  Por esto pienso que se refería a su intención, y que el correcto uso del cuerpo es tal que si un opponente estuviera frente al practicante en el momento de golpear, no habría diferencia entre hacer la técnica al aire o contra ese adversario. Itosu Anko sensei también enfatizaba la importancia en este punto en sus “10 artículos” escritos en 1908, cuando expresaba:

“la intensidad es un aspecto importante en el entrenamiento de Karate. Visualizar que uno está en el campo de batalla durante el entrenamiento hace mucho para mejorar la progresión. Así, los ojos deben transmitir fiereza al tiempo que bajamos los hombros y contraemos el cuerpo al bloquear o lazar un golpe. Entrenar con este espíritu prepara para el combate real”. –Traducido al inglés por Patrick McCarthy.

Por supuesto que una intención correcta es muy importante, pero sólo esto no es suficiente. El practicante necesita “experimentar” la técnica repetidas veces para comprender el modo correcto de ejecutar esa técnica en particular. Por ejemplo, al hacer tsuki, no es suficiente que el puño termine en la posición correcta. El punto de contacto del puño debe estar unido a través del brazo, músculos de los hombros, por el torso al tanden, a las piernas y dedos de los pies, y de ahí conectarse al suelo. La conexion entre el punto de impacto y el suelo es de extrema importancia, y dicha conexión debe establecerse en el momento en que comienza la técnica, y no simplemente en el momento final.

¿Qué músculos inician el movimiento? ¿Qué músculos terminan el movimiento? ¿Cómo está relacionada la inhalación y la espiración con el movimiento? ¿Está mi arma de golpeo lo suficientemente acondicionada para hacer esta técnica con la potencia que puedo generar? ¿Cómo puedo canalizar la resistencia que encuentro en el objetivo a través de mi posición hacia el suelo? ¿Dónde está mi mirada respecto al oponente? ¿Dónde estará el adversario tras el golpe que acaba de lanzar, y qué efecto tendrá en mi estructura?
Estas cuestiones deberían hacerse en cada técnica de un kata, y dar respuesta usando equipo de entrenamiento y compañeros para experimentar la técnica una y otra vez.

El practicante ha de tener una comprensión de la correcta sensación de cada técnica, de modo que sea “viva” y el kata tenga significado, propósito e intención. Sin esta comprensión, kata no es más que una serie de movimientos que fácilmente ejecutarían un gimnasta o bailarín.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.