Forma, dinámica corporal y aplicaciones

Publicado: 10 mayo, 2010 en Técnica

por Charles C. Goodin.

En nuestro dojo enseñamos primero algunos conceptos básicos para después pasar a kata. Creo que el kata es un buen modo de aprender básicos y es más interesante que simplemente lanzar puñetazos y hacer sentadillas, por así decirlo.

Una vez que el estudiante aprende la forma “externa” del kata (los pasos, técnicas, direcciones, etc.) nos centramos en las dinámicas corporales. Trabajamos en “cómo” movernos, esencialmente la forma “interna” del kata. La forma “interna” potencia a la forma “externa”. Cualquiera puede copiar los movimientos de un kata, pero esto no tiene nada que ver con moverse como un experto en Karate.

Una vez que el estudiante hace progresos en “cómo” moverse, introducimos gradualmente aplicaciones (bunkai o imi), esencialmente “cómo” usar las técnicas. La razón por la que lo hacemos en segundo lugar, después de las dinámicas corporales, es importante.

Con dinámicas corporales corrientes las aplicaciones tendrán un efecto limitado. Ejecutado de un modo normal, un puñetazo es simplemente un puñetazo. No hay nada de malo en esto – sencillamente es limitado.
Aprender las dinámicas corporales lleva mucho tiempo. De hecho, el bunkai es relativamente fácil. En Kenpo solíamos llamar a ciertas técnicas “trucos”. Ciertas defensas se usaban contra algunos ataques casi como una fórmula.
Forma, dinámica corporal, aplicaciones. El fin último es ser capaces de ejecutar todos y cada uno de los movimientos de manera óptima y de aplicar cada técnica de manera efectiva. Esto requiere un trabajo constante y una gran atención a los pequeños detalles.

Respetuosamente,

Charles C. Goodin

Anuncios

Los comentarios están cerrados.