No estoy preparado – no es excusa

Publicado: 15 julio, 2010 en Filosofía

por Charles C. Goodin

Mi hija practica también Karate, por lo que periódicamente la ataco – como cualquier buen padre de Karate haría. Hago esto desde que ella era una chiquilla (ahora tiene diecisiete años).

El otro día le lancé un tsuki a la cabeza y ella erró la defensa (no llegué a golpearla). Ella me dijo: “no es justo, no estaba preparada”.

De ahí esta lección.

En Karate, nunca puedes decir “no estaba preparado”. Nunca es una buena excusa.
En Karate hemos de estar preparados todo el tiempo – todo el tiempo. No sólo tenemos que estar preparados, hemos de ser capaces de ver más allá, para evitar problemas. Si ves una sombra que acecha en la sombra, probablemente cambias de acera. Pero si no la ves, irás directo hacia ella. Y entonces puede ser muy tarde.

Karate es un 70% consciencia y un 30% preparación… algo así. Entrenar es bueno. Entrenar es importante. Pero si un ladrillo te golpea por detrás en la cabeza ¿qué técnica podrás usar? Todo el entrenamiento y la técnica del mundo no podrían ayudarte ahí. Pero si puedes reaccionar antes del golpe, entonces puedes tener una oportunidad para usar tus técnicas de Karate.
No estar preparado no es excusa. Tenemos que estar listos. Hemos de ser conscientes de todo lo que nos rodea.
También tenemos que tener consciencia de otras personas en otros contextos. ¿Cómo afectan nuestras acciones a los demás? ¿Somos considerados con los que nos rodean? A veces una palabra poco amable puede herir tanto como un puñetazo (de diferente manera, obviamente).
Cuando yo practicaba Aikido, Sadao Yoshioka Sensei solía hablar sobre un sexto sentido. La conciencia era un aspecto esencial en el entrenamiento de Aikido. Es también un aspecto esencial del entrenamiento de Karate.

Y no te preocupes, nunca he hecho daño a mi hija.

Respetuosamente,

Charles C. Goodin.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.