Tensho, una cápsula del tiempo

Publicado: 27 julio, 2010 en Filosofía, Historia, Técnica

por Garry Lever

A veces me pregunto cuán diferente sería la comprensión del Goju ryu si nunca hubiese estallado la Segunda Guerra Mundial.

Shinzato Jin´an habría sucedido a Miyagi sensei, y él mismo habría vivido más tiempo. Hubiese existido la posibilidad de haber grabado a Miyagi sensei, y posiblemente habría terminado su libro. Está también la cuestión de su extenso material de investigación que se destruyó durante el “tifón de acero”.

Lo que daría por saber qué había en esos apuntes de investigación…
Antes de que comencemos a deprimirnos por cómo habrían cambiado las cosas, apreciemos el hecho de que después de la IIGM Miyagi sensei dejó de lado su propia desgracia para transmitir lo mejor posible los aspectos físicos de su arte para que quedasen preservados y pudieran ser investigados por las generaciones futuras. Si no hubiese sido por esto, tendríamos unos cuantos kata y algunos ejercicios suplementarios.
Cada kata, cada ejercicio, cada pedacito de información oral y de teoría, todo tiene una historia que contar sobre Miyagi sensei y el arte que practicaba, y como cualquier buen episodio de Scooby Doo, depende de los molestos chicos resolver los misterios.
Mencioné antes los diversos cambios que Miyagi sensei hizo a los kata con el paso del tiempo, y que pueden observarse en los diferentes linajes de Higa, Yagi, Miyazato, etc. Cada variación tiene una historia que contar, un misterio para resolver.

Son más obvias las líneas de investigación en las teorías de Miyagi sensei las que se pueden encontrar en los añadidos que hizo al arte de su profesor, Higaonna Kanryo sensei.

Dejando de lado por un momento la alta posibilidad de que Kanryo sensei enseñara un programa mucho más racional que el que transmitió Miyagi sensei, podemos decir con certeza comparativa que Miyagi sensei creó Tensho y Gekisai para mejorar su método.

De los escritos de Miyagi sensei en el período previo a la creación de Gekisai podemos tener la opinión de que justo antes de la IIGM Miyagi sensei estaba preocupado por la preservación y “promoción” del Karatedo como un budo japonés moderno. Esto llevó a un cierto cambio de énfasis.

Yendo más atrás, al período en que creó Tenso, y leyendo lo que nos ha dejado la tradición oral respecto al Miyagi sensei de esa época, podemos ver que Miyagi sensei todavía sentía que le quedaba mucho camino para comprender el arte de su profesor. Se menciona una famosa frase suya que dice: “es como si avanzase tropezando por un camino sin luz”, después de que Kinjo Matsu lanzase a Shinzato Jin´an en una habitación.
Sobre 1915, y siguiendo a la muerte de su sensei, Miyagi hizo un largo estudio en China, con la ayuda de artistas marciales chinos famosos, como Gokenki.

Cualquier nota o escrito que Miyagi sensei pudiera haber escrito referente a esa investigación se perdió, tristemente, pero el resultado de dicha investigación sobrevive hoy día en forma del kata Tensho.
Así, podemos ver a Tensho kata como una cápsula del tiempo, una manera de observar lo que estaba en la mente de Miyagi sensei en los años posteriores a la muerte de su profesor. Richard Barrett sensei se refiere a Tensho como la joya de la corona del Goju ryu, y de hecho puede verse como la contribución más grande de Miyagi sensei al Karate.
Tensho me sigue intrigando grandemente y hay muchas preguntas para las que aún no tengo respuestas. A pesar de esto soy recompensado de cuando en cuando por mis esfuerzos con singulares vislumbres de claridad. Por cada respuesta que consigo sacar de la práctica me aparecen más preguntas, y así continúa el estudio. Sé que nunca comprenderé Tensho del todo, pero este es un desafío que durará toda la vida.
Miyagi sensei ha dejado todo escondido hábilmente a simple vista.

¡Suerte con tu búsqueda!

Anuncios

Los comentarios están cerrados.