Más allá de estilo.

Publicado: 24 noviembre, 2010 en Filosofía, Técnica
Tendré que escribir mucho más sobre esto, pero he llegado a un punto en el que no pienso en Karate en términos de estilo. Buen Karate es buen Karate, y lo mismo ocurre con el mal Karate. El estilo rara vez marca la diferencia. Lo que más cuenta es la dedicación del estudiante y el trabajo duro que pone a lo largo de su vida.
Mi Sensei enseña la escuela Kishaba Juku de Shorin ryu (como yo). De todos modos pienso en él como un excelente Sensei de Karate (y excelente persona), no simplemente como el líder de un juku o estilo.
Practicar un cierto estilo ayuda y es necesario hasta un cierto punto. Pero más allá puede ser también una limitación, a menudo política. Como dije, buen Karate es buen Karate. Si un estilo enseña buen Karate, entonces es bueno. Si no ¿cuán bueno es el estilo?
No digo que debiéramos practicar todos los kata de Karate y todas las técnicas del mismo. Estoy cómodo con los kata que practico en Kishaba Juku. Pero lo que es importante es que estos kata personifiquen, expresen buen Karate, no que se practiquen en cierto estilo. Después de todo, todos los kata que se practican en “mi estilo” se practican en otros también. Lo único es el cómo ejecutamos el kata (mecánica corporal) y nuestra interpretación de las técnicas (imi o bunkai).
Entrenaba hace poco en una sesión del Hawaii Karate Kenkyukai. En un punto, comencé a comparar técnicas con otro miembro que enseña Goju ryu. Nuestras técnicas eran increiblemente similares. De hecho, algunas de mis técnicas eran más iguales a las suyas que a las de otros miembros de Shorin ryu. ¿Qué nos dice esto?
No me malinterpretéis. El estilo tiene su utilidad. Pero ¿qué estilo enseñaba Bushi Matsumura? ¿qué estilo enseñaba Kanryo Higashionna? Antes de que digas Shuri-te o Naha-te recuerda que eso son descripciones geográficas, no estilos per se. Es como si yo digo que practico Hawai-te.
Cuando uno llega a ello, realmente Karate es Karate. Un instructor experto puede leer mis kata y mis movimientos como un libro abierto. Y lo mismo debaría de ser al contrario. Realmente no hay ningún misterio. Como uno de mis hijos comentó mientras observábamos a un estudiante que lo hacía particularmente bien: “no llegas a eso por accidente”.
El buen Karate es el resultado de un trabajo duro. Un buen estilo te ayuda a “llegar a buen Karate”.
De nuevo, tendré más que decir sobre esto.

Respetuosamente,

Charles C. Goodin.
El resto de la serie:
Más allá de estilo I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII, IX.
Anuncios
comentarios
  1. francoreco dice:

    para mi hay tantos verdaderos estilos de karatedo como verdaderos karatecas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s