Más allá de estilo IX: gafas de estilo

Publicado: 15 diciembre, 2010 en Filosofía
 
A veces un determinado énfasis en el estilo es solo una excusa para rechazar los aspectos excelentes que la gente de otros estilos puedan hacer. No sé tú, pero las proezas de acondicionamiento de algunos practicantes de Uechi ryu o Goju ryu son realmente incríbles y atemorizantes. Tuve a Higaonna sensei en mi dojo y en mi casa. Encontrarse con un experto de tal habilidad y acondicionamiento (¿has visto sus manos y brazos?) es algo aterrador y desafiante al mismo tiempo.
 
¿Puedo rechazar el acondicionamiento de Higaonna sensei diciendo sencillamente “bueno, él es de Goju ryu  yo de Shorin ryu”? No lo quiera Dios pero ¿qué haría si alguien con ese nivel de acondicionamiento y fuerza fuese a atacarme (no hablo de Higaonna sensei, que es un caballero)? 
 
Un estilo no debería ser un par de gafas que te permita ignorar a la gente que no pertenece a tu estilo. Karate es Karate. Si alguien puede hacer algo, necesito ser capaz de hace lo mismo y/o cómo defenderme contra eso.
Mi primer y tercer hijo practicaban Kendo. El primero era muy hábil y lo hacía bien en los campeonatos. Cuando iba yo a ver los torneos de Kendo siempre me sorprendía la velocidad de los competidores. Me hacía pensar “cuando practico bo tengo que recordar que debo poder defenderme contra gente tan veloz”. No rechazo la velocidad del Kendo simplemente porque practico otro arte marcial.
 
Déjame decirlo de nuevo, si alguien puede hacer algo, tengo que ser capaz de hacerlo o saber cómo defenderme contra eso. No puede ignorarlo porque es de otro estilo.

Eso no quiere decir que tengo que intentar ser tan fuerte como un gran experto de Karate. Todos tenemos límites. A veces la velocidad vence a la fuerza. A veces el timing vence a la velocidad. Y a veces la fuerza vence al timing. todo depende. Tengo que ser capaz de defenderme de atacantes desconocidos con habilidades y fuerzas desconocidas, que me atacan sin aviso (y que pueden estar acompañados y/o armados) ¡Menuda tarea difícil!

Debemos reconocer lo difícil que es y ser realistas respecto a esto. No podemos considerar solamente los límites de nuestro estilo. Debemos considerar todos los estilos, y para el caso, los atacantes que no tienen estilo pero son diestros en pelea callejera.
 
Debemos quitarnos las gafas de estilo.
 
Respetuosamente,
 
Charles C. Goodin
 

Artículos anteriores de esta serie:

Más allá de estilo I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s