William Dometrich – un maestro occidental del camino oriental (y II)

Publicado: 27 diciembre, 2010 en Historia

P: ¿Cuál es su opinión sobre entrenar con makiwara?

R: Estoy a favor del mismo. Mi dojo tiene varios makiwara y el año que viene instalaremos más. Es la fragua del Karate tradicional.

P: ¿Cree que el entrenamiento de un practicante debería ser diferente de su programa de enseñanza como instructor?

R: Sí, pero déjame aclarar esto. Un instructor enseña a diferentes estudiantes con diferentes habilidades cada uno. Debe continuar entrenando sus kata a diario, algunos de los cuales puede que sus estudiantes no conozcan. Debido a esto necesita entrenar sus básicos pero no debe dejar sus técnicas avanzadas al mismo tiempo.

P: Cuando enseña el arte del Karate ¿cuál es el elemento más importante: defensa personal, deporte o tradición?

R: Tradición y defensa personal es lo más importante. El deporte viene en tercer lugar en mi opinión. Por supuesto esto varía de un instructor a otro.

P: Kata y kumite ¿cuál es la proporción correcta en el entrenamiento?

R: La respuesta a esto variará de escuela a escuela y de instructor a instructor. Personalmente creo que media hora de kumite por cada hora de kata.

P: Algunas personas creen que es altamente necesario ir a Japón para entrenar ¿Comparte ese punto de vista?

R: Con la cantidad de escuelas buenas y tradicionales que hay en los Estados Unidos no lo veo necesario, especialmente para los nuevos estudiantes. Para los avanzados creo que el viaje merece la pena.

P: ¿Cuáles han sido los mayores cambios desde que comenzó?

R: La instrucción ha mejorado tremendamente durante los últimos cuarenta y tantos años. El concepto de torneo de Karate deportivo ha madurado por todo el mundo. Hay muchas escuelas tradicionales maduras de Karate en los USA y el mundo occidental. Creo que el Karate tradicional se va a fortalecer mucho. El Karate es más conocido hoy. La popularidad es debida al Karate deportivo, no hay duda. Yo no tengo problemas con el Karate deportivo porque es un aspecto del entrenamiento de Karate. Pero como vemos en el deporte profesional muchos atletas con una mala actitud hacia los árbitros, hacia otros competidores y jueces. Odio pensar que esa actitud llegue al Karate deportivo. Creo que este debe basarse en la cortesía por encima de todo. Ahora la gente está muy interesada en la historia del Karate, yendo atrás hasta dos siglos. La gente busca la enseñanza de los antiguos maestros y piensa que quizá nos hemos extraviado de ellos, y quieren aprender de sus enseñanzas. Pienso que el futuro depara grandes promesas para el Karate tradicional y deportivo.

 

P: ¿Con quién le habría gustado poder entrenar si pudiese escoger a cualquiera?

R: Con Kenwa Mabuni, fundador de Shito ryu. Con su gran conocimiento de kata tradicionales y su historia creo que haber tenido la oportunidad de entrenar con él habría sido un gran honor.

P: ¿Qué le diría a alguien que está interesado en aprender Karate?

R: Trata de investigar los diversos elementos de las artes marciales antes de unirte a una escuela. Con la cantidad de páginas web quizá quieran empezar por ahí. Le diría también que visitara bastantes escuelas antes de tomar una decisión. Lo más importante es que no se deje impresionar por las técnicas vistosas , los trofeos de las vitrinas o las promesas que le hagan. Escoger un instructor cualificado será lo más importante que haga como nuevo artista marcial.

P: ¿Qué le mantiene motivado tras todo estos años?

R: Dos personas, dr. Chitose Tsuyoshi, que murió en 1984, y me inspiró grandemente, y mi esposa Barbara Ellen quién continúa inspirándome por su profunda comprensión del espíritu del Budo.

P: ¿Cree que es necesario hacer combate libre para conseguir habilidad para la pelea en la calle?

R: Aunque no sea lo más importante, creo que algo de entrenamiento de combate ayuda al estudiante a relajarse, mejorar su timing y su conciencia de la distancia. Todo esto es necesario en una confrontación callejera.

P: ¿Cuál es su opinión sobre mezclar estilos de Karate como Shotokan, Shito ryu y Uechi ryu?

R: Personalmente opino que combinar varios estilos de Karate y venir luego con “Shoju ryu” o “Uecto ryu” es una mala idea. Un estudiante verdaderamente dedicado debe encontrar un instructor cualificado y dedicarse de lleno a estudiar el estilo elegido y perfeccionarlo. Esta entrega, si es real, será de por vida. Ahora, debo decir que no tengo ningún problema con que altos grados hagan seminarios con otros cintos negros cualificados. Después de que el seminario termine, no obstante, vuelve siempre a tu estilo original.

P: El Karate moderno se está apartando del bunkai en la práctica de kata. ¿Cómo de importante es el bunkai y la comprensión del kata y del Karatedo en general?

R: Estoy levemente sorprendido de esta pregunta, la verdad. En el área oeste de los Estados Unidos me he encontrado con muchos profesores de Karate tradicional que enfatizan el entrenamiento de bunkai mucho más de lo que hacían hace diez años. Entrenan también las aplicaciones kaisetz de los kata, los métodos de te-gumite y otras cosas. Pero para responder a tu pregunta, creo que sin el entrenamiento de bunkai el kata es una mera forma de ballet y los estudiantes no captarán la esencia del Karatedo tradicional.

P: ¿Cuál es su base filosófica para su entrenamiento de Karate?

R: No hubo ninguna durante los primeros años. De todos modos mis perspectivas se fueron ampliando y desarrollado y un día me desperté y me di cuenta de que era budista. Ahora que soy mayor me doy cuenta de que no tengo ninguna actitud filosófica. Sencillamente entreno. Es como respirar, lo hago y ya está.

P: ¿Tiene alguna experiencia que le haya servido de inspiración para su entrenamiento?

R: Tengo un estudiante que lleva conmigo más de treinta y cinco años. Tengo muchos estudiantes que me han inspirado, pero me gustaría hablar de este en concreto. Es una verdadera inspiración para todos los que lo han conocido. Se mudó a Florida a principios de los 70, enseñaba en su patio trasero hasta que finalmente levantó el dojo más grande de Chito ryu de los USA. Lo construyó con unos cuantos estudiantes, pagando todo de su bolsillo. No cobra por enseñar, ha sufrido ataques de corazón, padece diabetes y ha perdido parte de un pie. Todavía entrena lo mejor que puede. Su nombre es Art Rott y tiene ochenta y tres años. Me inspira grandemente, y es un ejemplo a seguir.

P: Después de todos estos años de entrenamiento y con su experiencia ¿nos puede explicar el significado de la práctica del Karatedo?

R: Es algo difícil porque puedes explicar ideas pero resulta imposible describir una experiencia, pero lo intentaré. El Karate se ha convertido para mi en algo igual que respirar o comer. Sencillamente lo hago. He hecho muchos amigos a través de la práctica del Karate. Creo que en general mi forma física es mucho mejor que la de la mayor parte de la gente de mi edad. Es un gran reductor de estrés. El entrenamiento es para mi como la vida, lo haces, no piensas en ello. No me acerco al Karate con una mente calculadora. Sé que es difícil pero hemos de esforzarnos por hacer Karate sin pensar en cosas como fama o dinero. Cuando entrenas artes marciales y calculas todo, estás derrotado desde el principio porque tus motivos son erróneos. Las artes Budo don muy especiales pero al mismo tiempo debemos intentar no hacerlas especiales. Hacerlas de manera natural, como una parte de la vida. No compensa tener esperanzas falsas y poco realistas cuando entrenamos porque al final estaremos enfadados con nosotros mismos. Entrenar por el gusto de hacerlo, ese es el punto.

P: ¿Cómo piensa que un practicante puede aumentar su comprensión del aspecto espiritual del Karate?

R: Aprende a hacer zazen y luego practica. La idea del arte del Budo es olvidarte de ti mismo y poner todo en la práctica. Es sencillo, no hay nada más. Y un día entenderás. Es algo que tiene que experimentarse, no explicarse o hablar de ello.

P: ¿Qué cantidad de entrenamiento debe hacer un karateka senior para mejorar en el arte?

R: Depende de la edad y la salud. Intento practicar un poco cada día, esté en el dojo o no.

P: ¿Falta algo en el modo de enseñar el camino marcial hoy día comparado con lo que aprendían en su época?

R: No hay muchos karateka con espíritu hoy, sin embargo hace años todos teníamos un gran espíritu. Si no hubiera sido así no creo que hubiésemos sobrevivido.

P: ¿Cuáles son las cualidades más importantes de un Karateka de éxito?

R: Lo primero es el deseo de aprender Karate. Lo segundo la habilidad para encontrar un profesor cualificado. La tercera y quizá más importante es no abandonar jamás. Lealtad, espíritu, una actitud de ánimo e inteligencia son los más importantes atributos para un estudiante. Desafortunadamente es muy fácil que los estudiantes se aburran con el arte, pero en muchos casos se aburren de ellos mismos. Es algo común hoy, no sólo en el Karate sino en la sociedad misma. Después de un poco de tiempo, la gente cambia de familia, de empleo, etc. En Budo, el desaliento es parte del entrenamiento, no hay nada malo con sentirse desanimado. Lo importante es no entenderlo mal y dejar la práctica, sino seguir entrenando. Lleva tiempo pero al final te das cuenta de que no había razón para el desaliento. Este es el motivo por el que la práctica de Karatedo debe traer sentido a tu vida en el sentido de que te muestra quién eres realmente, y cómo debes reaccionar a las circunstancias que te rodean.

P: ¿Qué consejo daría a los estudiantes sobre entrenamientos suplementarios?

R: Les animaría a hacer entrenamiento suplementario y usar herramientas que les mejorasen su técnica de Karate. También les recordaría que no sobreentrenasen y que nunca olviden sus kata.

P: Hay poco escrito sobre usted en revistas, etc. Obviamente no busca publicidad ¿Por qué?

R: Realmente no lo sé. La fama es fugaz por lo que ¿para qué buscarla? Preferiría dedicarme a sacar artículos en revistas de todo el mundo sobre mi profesor el dr. Tsuyoshi Chitose, que fue uno de los principales profesores de Japón, y no es muy conocido aquí por desgracia.

P: ¿Quién destaca de entre los hombres de Karate que ha conocido?

R: Empezaría con e ldr. Chitose, por supuesto. Creo que otro gran hombre que ha pasado a la historia ha sido Marami Suroka. Es mi hermano mayor, mi senpai. Cuando era más joven y yo también más joven, siempre me enderezaba, allá por finales de los 60 y principios de los 70. El maestro Nishiyama es un karateka terrorífico. En cuanto a historiadores se refiere, nombraría a Patrick McCarthy, es increíble. Pero una persona que siempre ha sido muy amable conmigo y es un gran amigo es Fumio Demura; él ayuda a todo el mundo. Por esto creo que sensei Demura pasará a la historia como uno de los grandes maestros de Karate.

P: ¿Ha sentido miedo en alguna ocasión en su entrenamiento?

R: Sí, muchas veces. El miedo es parte del entrenamiento del Budo. Sentir miedo es irrelevante, lo importante es cómo lo controlas y lo redireccionas para usarlo para sobrepasar las dificultades.

P: ¿Qué piensa del futuro del Karatedo?

R: Creo que el futuro del Karate está en buenas manos y continuará así en el futuro. Ahora tenemos muchos instructores cualificados, dedicados y motivados por todo el mundo. La semilla está plantada y crecerá. Personalmente en mi escuela hacemos más Budo, de hecho. Hacemos alg ode deporte, pero no mucho. Estamos interesados principalmente en el desarrollo del individuo como mejor persona. Pensamos que el Karate es genial para la buena salud, para la reducción de estrés, y cubrimos el aspecto de defensa personal mucho más que el deportivo.

P: ¿Ha tenido su esposa algún papel en su rol de pionero de Karate americano?

R: Ella es el poder detrás del trono, por decirlo de algún modo; sin duda. Sin ella no hubiera tenido nada. Ella es la que mantiene el honbu dojo – el dojo madre – aquí en los Estados Unidos. Sin ella estaríamos en serios apuros. Le debo más de lo que jamás podré expresar con palabras.

P: ¿Qué le gustaría que se pensara de usted en el mundo del Karate?

R: Que fui un tipo normal que no tuvo mucho talento pero trabajó duro y fue leal a su profesor. También como alguien que entrenó duro y consiguió sus metas por medio del trabajo duro.

P: Sensei ¿tiene algún consejo que le gustaría transmitir a los Karateka de todos los lugares?

R: Se siempre leal a tu profesor original y nunca, jamás abandones.

Entrevista traducida del libro Karate Masters. Unique Publications, de José Fraguas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s