Entrevista a Teruo Chinen sensei (parte I)

Publicado: 10 enero, 2011 en Noticias

Teruo Chinen

Un hombre pacífico

por José Mª Fraguas. Karate Masters vol 3

Él es uno de los más destacados instructores de Karate Goju ryu y uno de los escasos karateka que aún viven y entrenan y que pueden afirmar haber entrenado con el legendario fundador del Goju ryu, el gran maestro Chojun Miyagi. Orgulloso de sus tempranos vínculos con la “fuente”, Chinen sensei recuerda el entrenamiento de los “viejos tiempos”. “El dojo tenía suelo con arena, y la escuela era un patio trasero en forma de ele. No había ningún glamour.” Sólo una dedicación de por vida podría producir la increíble técnica y poder que posee Chinen sensei. Pocos en el mundo pueden igualar sus técnicas y acciones tan dinámicas y potentes. Maestro de escuela retirado, no cree en demasiados misticismos o cualquier otra forma de “ismo”. Cree, como budista, en las capacidades de la mente para mejorar el potencial de una persona pero no desde un punto de vista críptico o inexplicable. Para él, la conexión entre la técnica física y el pensamiento es de extrema importancia. Su conocimiento y comprensión de la cultura y filosofía china sorprenden. Para él, no obstante, es un camino sencillo para comprender las raíces del Karate. Como maestro de Karatedo, Chinen sensei se ha movido lo suficiente para haber visto casi todo, y esa es posiblemente la razón por la que es un hombre que está realmente en paz consigo mismo.

Pregunta: ¿Qué nos puede decir de la implicación de su familia en las artes marciales?

Respuesta: Mi familia tiene una gran tradición en las artes marciales. Nací en Kobe, Japón, en 1914. Mi padre era marinero de carrera en Okinawa. En 1945 nos movimos allí, y fue allí donde años después conocería a Miyagi sensei. Mi padre era practicante de Shorin ryu. Mi abuelo también fue profesor de Shorin ryu y mi tío era practicante de bo. De hecho se le dio su nombre a kata con este arma, como Chinen – no – kou. Fui el primer miembro de mi familia que practicó el estilo Goju ryu de Karate. Mi familia lo aceptó bien, pero mi hermano me las hizo pasar mal porque pensaba que debía seguir la tradición familiar de Shorin ryu.

P: Sensei ¿cuál es su relación conChinen Masami sensei de Yamanni ryu?

R: Yamanni Chinen ryu siempre ha tenido dos artes. Una es el sistema de armas y la otra el Shorin ryu Karate que mencioné antes. Masami Chinen fue mi tío abuelo. Vivió en Shuri, Okinawa y trabajó en el ayuntamiento de allí, al igual que mi hermano. Solía llamarle tío abuelo Shobi. Mi padre adoptó las formas japonesas y no usó el nombre Masa para sus hijos. Mis hermanos y yo recibimos nombres japoneses, que fueron: Akira, Hirokazu, Teruo y Toshio. ¡No más nombres chinos y no línea Masa!

P: ¿Cómo llegó a vivir cerca de Miyagi sensei y cómo lo recuerda?

 R: El hermano menor de mi madre era policía en el distrito de Naha, y resulta que su jefe era Chojun Miyagi, que daba clase en la academia de policía. Tenía varias casas, y una de ellas estaba a tres bloques de la de Miyagi. Mi tío, al ser soltero, no necesitaba una casa tan grande y se la dio a mi madre para que viviésemos en ella. Éramos una gran familia(seis hermanos), y no teníamos padre. En cuanto al entrenamiento, yo era un chaval, muy joven para recibir una atención seria por parte de Miyagi sensei. Por supuesto yo no sabía quién era, pero recuerdo que Miyagi sensei era un hombre serio y callado. Sus movimientos eran suaves pero extremadamente poderosos, ágiles y flexibles. La combinación de tal poder y flexibilidad era increíble. La fuerza de sus manos era tremenda y sus movimientos muy precisos. No había movimientos innecesarios. Su reputación era de hombre humilde y amable. Por supuesto en esa época había desafíos, pero Miyagi nunca tuvo actitud de bravatas. Venía de una familia rica, y al no tenerse que preocupar por el dinero puso todo su tiempo y energía en el Karate. Sencillamente podía permitírselo. Su grupo de estudiantes tenía personas de diferentes niveles, y los trataba de acuerdo a su habilidad y comprensión específica. Personalizaba la instrucción. Esa es la principal razón por la que ves estudiantes de Miyagi sensei haciendo las mismas cosas pero ligeramente diferentes. Personalizaba la enseñanza y le daba a cada estudiante lo que realmente necesitaba en ese momento. Otro factor es la etapa de la vida en la que se encontrase Miyagi sensei. No es que nadie haga algo mal sino que aprendieron de manera diferente en diferentes momentos. He escuchado historias realmente tontas sobre Miyagi sensei, como que podía dejar las huellas de sus pies en el techo por la habilidad que tenía de dar una vuelta hacia atrás a tal altura que podía patear el techo. Para empezar, el dojo estaba afuera. No tenía techo. Miyagi sensei era demasiado inteligente para arriesgarse a hacerse daño de ese modo. Era un hombre poderoso, pero humano.

 P: ¿Quién le presentó a Miyagi sensei?

R: Mi tío me llevó a su dojo una tarde. Le dijo a Miyagi sensei que mi familia era practicante de Shorin ryu y le pidió que me aceptase. Dijo que sí y así fue. ¡Sin papeleo! Mi primera clase fue de básicos, patadas, sentadillas, ese tipo de cosas.

P: ¿Cómo fue el entrenamiento después?

 R: Era silencioso. No había kiai fuertes o gritos. De hecho el kiai que practicábamos era muy interno. La razón de esto es que el dojo estaba en una zona residencial por lo que no era muy apropiado gritar. Él era oficial de policía. Así, lo último que quería era que salieran gritos de su casa.

P: ¿Cómo dirigía las clases en esa época?

R: Bien, no gozaba de buena salud entonces, por lo que se sentaba mucho rato y dirigía la clase. Observaba y daba instrucción. Hacíamos mucho kata. Kata y ejercicios suplementarios eran los básicos del entrenamiento. El entrenamiento suplementario incluía makiwara, chiisi, nigiri game y muchos otros (utensilios tradicionales). No había muchos estudiantes y los asistentes siempre se preocupaban mucho por los demás discípulos. Miyazato sensei era uno de ellos.

P: ¿Escogía personalmente Miyagi sensei a los asistentes?

 R: No era ese tipo de estructura. No eran “asistentes” como lo entendemos ahora. Eran “mayores” preocupándose por los estudiantes “menores”. Miyagi sensei decía “ve y ayuda a tal estudiante”. Y lo hacían.

P: ¿Cómo recuerda la muerte de Miyagi sensei?

R: Desde un punto de vista histórico yo era demasiado joven para entender lo que pasaba en realidad. Recuerdo que había agentes de policía rodeando la casa de Miyagi sensei. Me di cuenta de que era un individuo muy importante y creo que todo el mundo sabía que el fin se acercaba ya que llevaba enfermo mucho tiempo.

P: ¿Cuándo comenzó su entrenamiento bajo Eiichi Miyazato sensei?

R: Miyazato sensei era estudiante senior de Miyagi sensei. Cuando este murió Miyazato sensei heredó todo el equipo de entrenamiento y estableció su propio dojo para continuar las enseñanzas de Miyagi sensei. Por supuesto lo seguí. Recuerdo que teníamos que trasladar el equipamiento de un lado a otro, y yo llevaba los makiwara y chiisi. Era un buen paseo; estaba a ¡unos tres kilómetros! Entonces no nos preocupábamos de la promoción de grados. Sólo nos preocupábamos del Karate. No necesitábamos un cinturón para saber quién era bueno y quién no. Los grados por cintos vinieron después y provenían del arte del Judo. En principio usaban tres colores: blanco, marrón y negro. Los colores adicionales vinieron después al experimentar los profesores introduciendo incentivos para el entrenamiento.

 P: ¿Cómo era el dojo de Miyazato?

R: Era una construcción típica okinawense. Tenía un santuario shinto con la estatua de Busaganashi. El dojo tenía una puerta abierta… al estilo japonés. Era bonito, y me encantaba de verdad.

P: ¿De dónde vino la palabra Jundokan?

R: Fue Miyazato sensei quién dio nacimiento al Jundokan. Hay un antiguo poema chino llamado Jundo Seisho. Traducido significa “sigue el camino correcto”. Miyazato sensei tomó una cita del mismo.

 P: ¿Cuándo recibió un grado dan de Miyazato sensei?

R: Alrededor de 1958 cuando marchaba a Tokio a enseñar. Miyazato sensei me dio un cinturón negro. No hubo grado ni certificado. En 1974 cuando fui enviado a Sudáfrica a enseñar Miyazato sensei me entregó un certificado en el que se me otorgaba el rokudan, sexto dan.

 P: ¿Son los métodos de enseñanza japoneses y okinawenses diferentes?

 R: Muy diferentes. En Okinawa el entrenamiento es más individualizado. Por supuesto el profesor corrige tus fallos, pero la estructura de la clase sigue el patrón chino en el que los estudiantes entrenan por su cuenta. En un momento dado el grupo al completo puede hacer ejercicios o kata al mismo tiempo, pero la mayor parte del entrenamiento se hace de manera individual. En Japón el entrenamiento sigue un enfoque militarista. Esta estructura es muy buena para estudiantes jóvenes y con talento porque puedes crear grandes karateka… si sobreviven a este tipo de estructura. Todo el mundo hace lo mismo al mismo tiempo. Muchas escuelas en Japón usan este enfoque y el nivel técnico de los estudiantes es realmente bueno. Todos están cortados por el mismo patrón por lo que el individuo no recibe la atención personal que sí recibe según el modelo de Okinawa. Como dije, es bueno para personas jóvenes que son fuertes físicamente y que tienen una mente decidida. El equivalente okinawense es más sutil, como hecho a medida para cada estudiante. El profesor trata a cada estudiante considerando su edad, habilidad y físico así como sus peculiaridades. Las personas son bastante diferentes – diferentes estructuras corporales, filosofías, costumbres y modos de expresarnos – por lo que es natural que sus Karate se desarrollen de manera diferente. El enfoque japonés es más como “entrenemos duro dos horas”. Los okinawenses siguen más un modelo chino. Tienen una mente marcial 24 horas. Cuando les apetece entrenar, entrenan. No se preocupan por el tiempo. Los chinos son más relajados en esto; de hecho creo que es más natural. Desde mi punto de vista el arte tiene más posibilidades de florecer así. Si no entiendes cómo piensa el pueblo chino quizá no comprendas la filosofía que encierra tu Karate. Los chinos son muy dramáticos y exagerado… quizá porque el país es muy extenso geográficamente. La historia de China es diez veces más larga que la de Japón. La mente china va con los ríos Hwan y Yang Tse… lentos pero seguros. Incluso las conversaciones entre las gentes de China son un poco místicas; nunca revelan su espíritu al completo.

 P: ¿Está su organización Jundokan separada de la Jundokan de Okinawa?

R: Sí, está separada. La razón de esto es que debes adaptar el arte al país donde vives y enseñas. Los kata, por ejemplo, deben de seguir iguales pero el concepto de la forma debe cambiar en relación a la cultura del país donde enseña el instructor. Algunos pueden pensar que digo algo estúpido, pero eso es lo que hicieron exactamente los viejos maestros de Okinawa cuando aprendieron Kungfu de los maestros chinos. Estos practicantes okinawenses (que se convertirían en maestros de Karate) tomaron las enseñanzas y las modificaron dándole un sabor okinawense y creando el nacimiento del Karate de Okinawa.

P: ¿Es partidario de entrenar otras disciplinas?

 R: Sí, yo mismo tengo grados en Kendo, Judo y Kobudo de Okinawa. Creo que el estudio de otras formas de arte marcial puede ayudar al estudiante a ganar una mejor comprensión de su arte principal.

P: Usted admite que Goju ryu tiene una fuerte influencia de las artes chinas. Esto no es muy usual para un profesor de Okinawa

R: Bueno, no sé si es usual o no, pero siempre doy crédito a lo que lo merece. Para el observador inteligente la relación entre el Goju ryu y algunos estilos chinos de Kungfu – especialmente Pakua – es bastante obvia. Puedes observar esas similitudes en la circularidad y los pasos. También lo puedes ver similitudes entre kakie y el tui shou (empuje de manos) de Taichi chuan o el chi sao del Wing Chun. El maestro Kanryo Higaonna, profesor de Miyagi, viajó largamente a la provincia china de Fukien y entrenó sin descanso más de quince años bajo el legendario Ryu RyuKo. Higaonna sensei regresó a Naha, Okinawa, con un gran número de kata y conocimientos que transmitió a Miyagi Chojun. Miyagi sensei refinó estas técnicas y kata. En 1931 llamó a su estilo “Goju ryu”. El nombre (estilo duro y suave) según se dice procede de una unión de algunos de los ocho preceptos del Kenpo chino que se encuentran en el antiguo manuscrito Bubishi. Hay un verso en particular que se traduce así: “todo en el universo está controlado por los principios opuestos del yin y del yang, y el camino de inhalar y exhalar abarca la dureza y la suavidad”. Todo es respiración… duro y suave.

P: ¿Cuándo vino usted a los Estados Unidos?

R: Vine en 1969. Entre 1958 y 1969 estuve en Tokio en el Yoyogi dojo ayudando a Higaonna Morio a enseñar a los gaijin en su escuela. Mi intención en principio era ir a Brasil a enseñar ya que había una gran demanda de profesores de Goju ryu en Europa, Sudáfrica e Hispanoamérica. Pero puesto que la situación era inestable entonces, acabé en los USA. Estaba preparándome para ir a Brasil porque Miyazato sensei me había dicho que el hermano de su esposa tenía una empresa en Sao Paulo y estaba pensando en patrocinarme para que pudiera abrir un dojo para enseñar Goju ryu. Entonces el país sufrió un golpe de estado y la situación política no era óptima por lo que no marché entonces. Decidí entonces la oferta de viajar a los Estados Unidos. Realmente sólo quería permanecer un corto período de tiempo, unos tres meses. Pero cuando llegué a Spokane vi el bajo nivel de Karate que había y decidí quedarme más tiempo. La culpa no era de nadie, eso lo sabía. Comprendía que había habido muchos profesores antes, muchos puentes, y los mensajes se cruzaban a menudo. Había un salto muy grande entre los practicantes y yo. No quería que ningún instructor se sintiera a disgusto por lo que me ofrecí a corregir lo que hacían y establecimos unas bases sobre las que empezar a construir. Para ser honesto, era más duro trabajar con los instructores que con los estudiantes. Creo que se trataba de una mezcla de ego y la dificultad que había para cambiar lo que llevaban haciendo por tanto tiempo. Entendía completamente la situación y les dí toda la instrucción privada que pude. Sabía que llevaría tiempo solventar el problema y que a veces es mejor empezar de cero que intentar reconstruir todo. Dado que la situación seguía siendo caótica en Brasil pensé que bien podía quedarme en los Estados Unidos.

P: ¿Cuándo creó la Jundokan International?

R: Creo que fue en 1980 cuando Higaonna sensei formó su propia organización, y yo decidí quedarme con Jundo Seishi bajo Miyazato sensei. Mi idea era que Jundokan Internaional fuese una sucursal extranjera de la Jundokan de Okinawa. Quería ayudar a Miyazato sensei y por eso escogí el nombre de Jundokan International.

Anuncios
comentarios
  1. ismael dice:

    muy buenas!
    pues ando buscando herramientas para fortalecer tipo nigiri game,…no sé si existe algún lugar en madrid donde vendan hojo undo? gracias
    salud isma

  2. Ticho dice:

    Un Gran Maestro. Un excelente karate-ka. Siempre leal a su Sensei. Un gran hombre. Chinen Sensei es un ejemplo a seguir.
    ¿cuántas de éstas cualidades logras encontrar en otros líderes???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s